Asesorías y Coaching en Formación de Negocios o Emprendimientos


¿Hace tiempo que te da vuelta la idea de trabajar en forma independiente, ser autónoma/o, emprender y formar tu propio negocio?

¿No sabes por dónde empezar? De seguro te haces éstas y otras preguntas....

¿Qué necesito saber y por dónde debo empezar?

¿Tiene mi idea de negocio alguna oportunidad de éxito?

¿Conozco el mercado?

¿Cuánto capital inicial necesito para comenzar?

¿Es necesario contar con un plan de negocios?

¿Cómo se crea un plan de negocios? O necesito un modelo de negocios?

¿Quiero emprender solo o en equipo?

¿Quiero hacer un negocio nuevo o bien asumir uno que ya está en marcha?

¿Mi idea de negocio podrá ser compatible con mi vida personal y/o familiar?

¿Debo renunciar a mi trabajo actual? No soy muy buena/o con los números....

¿Podré resolverlo?

¿Cuáles son mis fortalezas y debilidades para enfrentar el desafío de independizarme?

 

De seguro, debes tener muchísimas preguntas más.... Entonces, ¡esto será música para tus oídos!

 

 

Yo emprendí mi negocio


Y lo digo por experiencia propia, ya que pasé por todas esas interrogantes en el 2005, año en el que decidí iniciar mi propio negocio y emprender. Abrí mi propia tienda de ropa, la cual perduró 11 años. 

Lo mismo sucedió el 2014 cuando fundamos la marca de camisetas Deine andere Haut www.deine-andere-haut.de 

A partir del 2018 seguía sola con la marca. 

Pasé por el proceso de soñar, pensar, analizar y finalmente concretar la idea de iniciar un negocio propio y es por ello que conozco muy bien las aprehensiones que se experimentan en todas y cada una de las etapas involucradas en el emprendimiento: las miles de dudas que se presentan en la fase inicial, las infinitas oportunidades y caminos por los que se puede optar y, a la vez también, los riesgos que se pueden correr durante el proceso.

 

Emprender un negocio es un gran desafío. Si bien aprender de los negocios y experiencias familiares es muy importante, no necesariamente es suficiente, ni garantiza el éxito. Por eso es recomendable, dejarse asesorar y analizar las múltiples variables involucradas en el proceso.

 

 

Buscar la oportunidad de diferenciarse


 

No es novedad que la mayoría de las ideas de negocios ya están en marcha...

Hay muy pocas “nuevas ideas” en el mercado. Sin embargo, la buena noticia es que cada idea tiene un “algo especial”, un elemento o característica que debe lograr diferenciarla y distinguirse de la competencia.

 

Ese “algo especial” es nada menos que tu “toque personal”, ligado a tu personalidad, tu desarrollo laboral, tu experiencia de vida, tus raíces, tu cultura, etc. Todos estos aspectos se reflejarán en tu producto/servicio y será ese sello el que debe diferenciarte de otros en el mercado. Es necesario descubrir cuál es tu sello diferenciador, de manera que los clientes te prefieran a ti y no a la competencia.

 

Juntos descubriremos, desarrollaremos y fortaleceremos tus ventajas diferenciales, el atractivo único que ofreces al comprador. (unique selling proposition - unique selling point). El éxito no depende de la idea sino más bien de la forma en que se desarrolle.. No hay que centrarse en el producto/servicio que vas a ofrecer, sino en las razones por las que los consumidores te van a preferir.

 

 

Tu plan de trabajo


 

Como emprendedor necesitas desarrollar un plan de trabajo, una estructura o “columna vertebral” que se ajuste a tus necesidades y posibilidades.

¡Nada de adoptar o imitar estructuras preestablecidas!

 

Y gracias al enriquecedor proceso que involucra una asesoría profesional y un coaching, las múltiples reflexiones y conclusiones que surgen de allí, podremos visualizar cuál es el plan de trabajo o estrutura que mejor se acomoda a los planes de tu emprendimiento.

 

Pero, ¿cuál es la diferencia entre un coach y una asesora profesional?

 

Como coach realizo las preguntas necesarias para poner en marcha tu proceso individual. Te acompañaré en el desarrollo de tus propias soluciones, las que buscarán ser las más estratégicas tanto para tu negocio como para tu vida personal. Como certificada asesora professional, en tanto, puedo responder a las preguntas técnicas que surgen al iniciar cualquier nuevo negocio.

 

 

Tu plan de trabajo


El proceso de consulta y/coaching es un proceso de diálogo, a través del cual deberán encontrarse soluciones individuales para los clientes. 

Es importante destacar que la mayoría de las consultas no son ni puro coaching ni pura información de expertos. A menudo están en algún lugar entre estos dos polos en el continuo entre el Coaching y el asesoramiento de expertos.

 

Coaching: Apoyar a los clientes a encontrar su solución individual

Consultoría: Nombrarle al cliente la solución para su pregunta o problema.

 

Como Coach, escucho con atención, hago las preguntas aclaratorias y dispongo sobre diversas herramientas metodológicas, que tienen el objetivo, de que el cliente se experimente así mismo como la fuente de su cambio, de sus propias soluciones.

Exploro el contexto, el pensamiento y las acciones del cliente, preguntando y escuchando activamente. Puedo añadir algún comentario a sus pensamientos - como medida de apoyo -, pero sin dar consejos.

 

Como consultora profesional , soy la experta que da las respuestas o indico las soluciones al problema. Trato de encontrar las fallas y evitar o corregir posibles errores en el proceder del cliente .

 

Lo importante es que me muevo con mucha naturalidad en este continuo y tengo conciencia de los diferentes enfoques necesarios para cada situación en el proceso de consulta.